La diarrea infantil no es un juego

Tanto el papá como la mamá deben saber que tienen en sus manos una herramienta poderosa para evitar que su hijo padezca esa molesta enfermedad: Con algunos cuidados en la higiene y un control diario del bebé la diarrea no se convertirá en un riesgo fatal.
 
Definición:
La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como diarrea al aumento en la frecuencia de las deposiciones, junto con pérdida de la consistencia; es decir, aguadas, semilíquidas y hasta acuosas en número de 3 o más en 12 horas, o una sola deposición anormal asociada a la presencia de moco, pus o sangre que pueden acompañarse de vómitos, inapetencia o fiebre, aunque no en todos los casos.
 
Origen:
La diarrea es una enfermedad muy común en los niños de corta edad, siendo mas susceptible de padecerlo el grupo etáreo comprendido entre los seis meses y dos años. Puede obedecer a muchas causas, pero las más frecuente son:
• infecciones gastrointestinales, causadas por virus (rotavirus); bacterias ( E. Coli, salmonella) y parásitos (entamoeba)
• manifestación secundaria de un proceso ajeno al aparato digestivo como una infección urinaria, una otitis, reacción a los antibióticos o trastornos alimentarios.
 
¿Cuál es el riesgo mayor de esta afección?
Es muy importante recordar que un episodio de diarrea no tratado a tiempo y de forma adecuada puede llevar a la DESHIDRATACIÓN, esto significa una pérdida acelerada de los líquidos, sales y minerales indispensable para el cuerpo. Por eso, ante los primeros síntomas, es necesario consultar al pediatra.
No importa que se apresure en la opinión sobre el estado de su hijo y que el pediatra le diga que todo está bien, que no hay enfermedad. Mientras tanto, habrá logrado prevenir cualquier malestar de su criatura.
 
¿Cómo se sabe si un niño está deshidratado?
• No ha mojado los pañales en mas de 5 horas
• Aumento de la sed.
• Llora sin lágrimas
• Tiene la boca seca
• Tendencia al sueño y franco decaimiento.
• Falta de apetito.
• Presenta Ojos hundidos y sin brillo
• Pliegues de la piel notoriamente laxos
• Fontanela (mollera) deprimida.
 
En cuanto a la alimentación del niño pequeño que padece diarrea, es aconsejable atenerse a lo que señala el pediatra, quien establecerá las características de la dieta obligada que se habrá de seguir. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) recomienda seguir los siguientes pasos:
• Un niño con diarrea necesita alimentarse. Dejar todo alimento no es lo adecuado Un ayuno prolongado puede deteriorar aún más el funcionamiento de las células que forman la pared del intestino y puede prolongarse el cuadro diarreico.
• Cuando un lactante padece diarrea, es importante seguir amamantándolo. Los niños alimentados con leche materna tienen menos probabilidades de padecer de ellas, eso se debe a que la leche materna contiene anticuerpos bacterianos y virales, que impiden que los microorganismos se adhieran a la mucosa intestinal.
• Ofrézcale al niño más líquidos de los que usualmente toma, disminuya las porciones de comida pero acorte su tiempo entre cada una de ellas, o sea, menos comida pero mas veces al día. Esto le ayudará a recuperar la energía que ha perdido como consecuencia de la afección.
• Un niño que ha tenido diarrea necesita tener, en el período de recuperación, una comida adicional diaria al menos por dos semanas.
 
Alimentos permitidos:
Líquidos: Agua del lugar más limpio posible (preferentemente hervida y luego puesta a enfriar), Agua de arroz, Jugos de frutas frescas, Té simple, Sopas o caldo de de verduras, pollo o vaca, Solución de sales de rehidratación oral (SRO) diseñadas por la Organización Mundial de la Salud.
Cereales y tubérculos: Arroz común blanco, hervido y recocido. Polenta, Sémola bien cocida en sopa, pastas.
Lácteos: queso duro rallado, solo como condimento de las preparaciones
Frutas y verduras: Papillas, frutas frescas o congeladas, elaboradas sin lactosa.
Alimentos de origen animal: carne vacuna magra o pollo, preparada a la plancha o hervida.
Misceláneos: Helados de agua, gelatina dietética, manzana rallada o asada.
 
Evite los siguientes alimentos:
Cereales: pasteles y pan comercial.
Embutidos: salchichas, jamón, paté.
Lácteos: Crema, queso, helados.
Leguminosas: lenteja, garbanzo,
Misceláneos: Caramelos de leche, galletas dulces, chocolate, bebidas deportivas como gatorade o power squah. (estas últimas pueden empeorar la situación si el niño NO está deshidratado)
Verduras y frutas: Pepinos, rabanito, cebolla, remolacha y kiwi.
 
Diarrea infantil por Rotavirus
Las infecciones humanas por Rotavirus se presentan en todo el mundo y son el agente más frecuente en diarreas en lactantes menores de dos años. En nuestro país es causante de 53000 consultas médicas al año, pero lo que es peor aun es motivo de 8000 hospitalizaciones por deshidratación aguda.
 
Formas de contagio
El Rotavirus se contagia, básicamente, por vía fecal-oral: la fuente de infección son las deposiciones de las personas infectadas; los agentes patógenos se alojan en las deposiciones y luego ingresan al organismo de otra persona por vía bucal.
 
Partículas mínimas bastan para causar la infección ya que se adapta muy bien al medio ambiente y puede sobrevivir durante varias horas en las manos, durante días en superficies sólidas como mesadas, pasamanos, utensilios, etc. El período de incubación dura de 1 a 3 días y la persona que padece la enfermedad mantiene su poder infeccioso en la materia fecal hasta 10 días después del inicio de los síntomas.
 
Se puede contagiar de estas maneras:
• Persona a persona.
• Consumo de agua o alimentos contaminados.
• Contacto con superficies en las que perdura el virus (un pañal, un juguete, ropa de cama, etc.)
 
¿Cómo se manifiesta la infección por rotavirus?
Su aparición es muy violenta. Generalmente empieza con un cuadro respiratorio (tos y catarro) que hace pensar que se trata de algún tipo de afección a la garganta. Produce inicialmente muchos vómitos explosivos, fiebre, aunque no elevada y diarreas abundantes, de 5 a 10 evacuaciones al día. La diarrea es la manifestación clínica de esta infección.
 
¿Cómo se puede evitar el contagio?
Que un rotavirus deje inmunidad para toda la vida no es verdad, ya que existen varios grupos de estos virus. De tal manera, un niño puede tener diferentes episodios por distintos rotavirus. Por ello no hay dudas de que es mejor prevenir que curar. Tendremos una buena parte del problema resuelto con sólo atender a los siguientes recaudos:
• Ofrézcale siempre agua potable, preferentemente hervida y puesta a enfriar, o agua mineral de marca reconocida.
• Dele el pecho aún cuando tenga diarrea
• Desinfecte con frecuencia utensilios, juguetes y áreas donde se preparan productos alimenticios
• Lávese bien las manos con agua y jabón antes de preparar la comida del bebé, así como antes y después del cambiado de pañales
• Lave bien frutas y verduras
• Cocine correctamente carnes rojas, aves y pescado
• Ponga la basura lejos del alcance de los niños y de los animales domésticos.
• Se recomienda que los niños que concurran a jardines maternales o de infantes y presenten una afección intestinal NO asistan a dicha Institución hasta que cese la diarrea o se tenga un diagnóstico certero de que la misma no es de origen viral, bacteriano o parasitario. Recordemos que un niño que padeció rotavirus 10 días atrás, aunque se vea sano, todavía sigue eliminando virus en las deposiciones.
 
 
 
Fuentes consultadas:
• Cartilla del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. PROMIN. Programa Materno Infantil y Nutrición
• www.ms.gba.gov.ar
• www.faecys.org.ar/asist_social/diarrea
• www.laplatavive.com/miweb/mromero/notas_med/diarrea
• www.entrerios.gov.ar/msas
• www.crecerjuntos.com.ar/nenes6
• www.pediatraldia.cl/rotavirus_acción
• www.saludvirtual.com.ar/diarreas
 
Esta cartilla fue elaborada por las docentes:
• Eugenia • Pilar • María José • Sala abejas T.M Jardín Maternal Aire Libre

Contacto




Chat

Chat
Aire Libre Jardin Maternal y Jardin de Infantes
Toda la información y los elementos incluidos en este web site: fotografías, diseño, isologos, etc no pueden ser reproducidos, utilizados, adaptados o comercializados sin la aprobación escrita de Aire Libre.
Validacion w3c diseño grafico - diseño web - la plata