Conejos 2 (turno mañana)

conejos 2 TM

Horarios Docentes: Morales Monica, Taborda Greta
8.00 a 9.00 hs | Bienvenida, juegos de recepción y saludo al jardín.
9.00 a 9.30 hs | Juego .
9.30 a 10.00 hs | Desayuno
10.00 a 10.30 hs | Parque/ juego .
10.30 a 11.00 hs | Actividades pedagógicas .
11.00 a 11.30 hs | Higiene.
11.30 a 12.00 hs | Almuerzo.
12.00 a 13. 20hs | Descanso.
* Lunes y viernes  de 9.05 a 9.25 hs música.

 

El Niño de 12 a 24 Meses

El cuidado y la educación de los niños de este año de vida son quizás los mas difíciles de llevar a cabo en toda la etapa de la edad infantil, por las particularidades tan significativas de su desarrollo. El simple hecho de que descubren que pueden caminar, lo que los hace muy activos, su aún pobre desarrollo intelectual y las pocos posibilidades que tienen que el lenguaje sirva para dirigir su comportamiento, hace que la tarea de educarlos sea bien complicada, y exige mucha paciencia, comprensión y esfuerzo físico por parte de los padres u otros adultos encargados de su atención.

Una particularidad para resaltar de este período consiste en que, de una aceleradísimo patrón de desarrollo que caracterizó el primer año, se pasa ahora a una fase de mas lento ritmo, lo que hace que el niño necesite ingerir menos alimentos, lo cual preocupa mucho a los padres, que ven que de pronto ya no quieren comer tanto como antes, y piensan que su hijo debe estar enfermo, porque come menos. Esto es algo normal y no debe ser motivo de preocupación alguna.

El hecho de que digamos que estos niños pasan a un ritmo de desarrollo mas lento, no quiere decir que el mismo no sea rápido, lo que pasa es que comparado con el año anterior es decididamente menor. Una prueba de que este desarrollo sigue siendo veloz es que, si medimos la talla del niño el día que cumple los dos años, veremos que ese día ya tiene la mitad de toda la estatura que ha de tener cuando sea adulto. ¡Crece en dos años el 50% de todo el tamaño que ha de alcanzar! Increíble, ¿verdad?
Otra cuestión importante y que los padres suelen desconocer es que con mucha frecuencia, en particular en el primer semestre, el niño habla menos que antes, o pierde palabras que antes sabía, lo cual añade mas preocupaciones. Esto también es un fenómeno natural y que está dado porque su acelerado desarrollo motor parece interferir con el habla, y la lentifica, pues, es obvio que el poder caminar y moverse libremente es de mucha mas significación para el niño que poder decir palabras. Por eso no se debe pretender que repita las palabras que ya se conoce que sabían, sino esperar a que por sí solas vuelvan a ser dichas, simplemente eso.

Los padres también deben saber que hay marcadas diferencias entre el primero y el segundo semestre, en particular respecto al sueño. Así, mientras que de los 12 a los 18 meses estos niños requieren de dos períodos de sueño diurno, uno a media mañana y otro a media tarde, a partir del año y medio ya solamente necesitan uno, sobre el mediodía. Esto es debido a que su sistema nervioso es mucho mas débil en los primeros seis meses que en el segundo semestre, y se necesita mas sueño al principio del año que después.

Aunque ya caminan, su marcha es aún insegura, por lo que se caen con frecuencia y hay que tratar de evitar que existan obstáculos peligrosos (escalones, desniveles del piso, etc), que pueden ser motivo de accidentes. No obstante, hacia el final de este año ya han ganado mucho en seguridad, y pueden subir y bajar solos algunos escalones o correr , aunque todavía inseguramente.

Por lo general, si la educación ha sido buena, estos niños mantienen un estado de ánimo alegre y activo, y se relacionan bien con los adultos, a los que buscan con frecuencia. No obstante, hacia el segundo semestre comienzan a ser un poco obstinados y querer hacer las cosas por sí mismos, lo cual expresan diciendo “yo solito” o empeñándose en no obedecer. Con los otros niños la situación es mas difícil, se arrebatan las cosas, se agreden, etc, generalmente por los juguetes o por la atención de un adulto en particular. Esto también es parte natural del desarrollo y hay que saber como manejar estas situaciones para evitar que se compliquen.

Durante este año adquieren muchas habilidades simples, y así logran utilizar una cuchara para comer y beber de una taza con asa sin derramar.

A estos niños y les encanta arrastrar cosas (un camioncito, un muñeco con ruedas, etc) y lanzar, en especial una pelota, lo cual hacen con una mano al frente.

Son muy curiosos, y quieren conocer todo lo que les rodea y está a su alcance, por lo que rompen los objetos para ver como son, o meten los dedos en los tomacorrientes, o se encaraman para tomar algo de un estante, lo cual obliga a una vigilancia adecuada de sus acciones. Y como aún son muy pequeños para conocer el peligro, requieren de una atención mayor que antes.

Generalmente dicen algunas palabras, que siempre implican una frase. Por ejemplo, si dicen “leche”, esto puede significar “quiero leche” o “no me gusta la leche” o “¿Dónde está la leche?” a esto se le llama “palabra-frase”. Sin embargo, ya hacia finales de este segundo año unen dos palabras, como “Quiero agua” y pueden responder a sencillas preguntas que se les hagan.

Ya en este momento del desarrollo el lenguaje empieza a poder controlar su conducta, y obedecen ante un leve regaño o dejan de hacer algo si el adulto los requiere. Ya es capaz de obedecer órdenes, y puede cumplir hasta tres que se les digan de una vez como “Andá al cuarto, recoge los zapatos y traémelos”, algo que en el primer semestre era imposible, cuando solamente podía cumplir una a la vez.

Son niños que se fijan en muchas cosas, que luego trasladan a su actividad. Por eso los vemos que de pronto toman un palo y hace que barren, o se sirven en un platito y lo ofrecen a una persona, o simulan que están leyendo un periódico, acciones simples que aún no puede coordinar juntas, sino una a una. Por eso hay que jugar mucho con ellos para que aprendan muchas de estas cosas.

Finalmente, y en unos niños mas que en otros, en el tránsito hacia el siguiente año se va a dar una “explosión” del lenguaje, y este niño que apenas hablaba empieza de pronto a decir miles de cosas, aun incompletas pero destacadas. Esto es a lo que los psicólogos llaman el inicio del “período sensitivo del lenguaje” y significa un extraordinario paso de avance en su desarrollo general.

Contacto




Chat

Chat
Aire Libre Jardin Maternal y Jardin de Infantes
Toda la información y los elementos incluidos en este web site: fotografías, diseño, isologos, etc no pueden ser reproducidos, utilizados, adaptados o comercializados sin la aprobación escrita de Aire Libre.
Validacion w3c diseño grafico - diseño web - la plata